NUEVO PENTECOSTÉS

Un Ministerio Católico dedicado a promover la renovación y la evangelización, al servicio de la Iglesia del tercer milenio.

 

TENEMOS UN SUEÑO, UNA VISION, QUE SE HA CONVERTIDO EN NUESTRA MISION…

Alcanzar y transformar esta generación con el Evangelio de Jesucristo, manifestando así la compasión del Corazón de Dios por los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Clamamos por un nuevo Pentecostés que promueva un verdadero avivamiento, despertar y renovación en la Iglesia para hacer posible hoy una Nueva Evangelización.

San Sebastián

Centro de Evangelización “Villa Gentza”

A partir del curso pastoral 2012-2013, este es el lugar desde el que llevamos a cabo nuestro trabajo misionero para la Diócesis de San Sebastián y el resto de España.

“Villa Gentza” es un centro de evangelización de la Iglesia de San Sebastián que ha venido funcionando como un Instituto de Teología y Pastoral al servicio de la Diócesis, asumiendo en esta nueva etapa un renovado impulso misionero como sede de la recién creada Delegación de Apostolado Seglar y Nueva Evangelización, y como un Ministerio laico que se dedica a promover la renovación y la evangelización en la Iglesia.

nuevo pentecostés

Pasión por Dios – Compasión por las almas

Somos de los que no se detienen, somos de los que se mueven sobre promesas; somos de los que dependen de su Palabra. Somos la respuesta a esta generación.

“YO VOY A HACER ALGO NUEVO… VOY A ABRIR UN CAMINO EN EL DESIERTO Y RIOS EN LA TIERRA ESTÉRIL” (Isaías 43,19)

¡Nuestra motivación nace en un sueño de Dios! Un sueño, una inspiración, una visión, una misión, una pasión.

Onofre Sousa - Iciar Santiago

En la Brecha…

"Sólo una Iglesia en permanente estado de conversión y de renovación puede ser una comunidad en estado permanente de misión." (CELAM, Perú 2004)

Multimedia

Música, videos, mensajes y todo cuanto sirva para inspirar.

Visión

Nuestro lema cotidiano: Vivir con pasión y actuar con visión.

Misión

Dispuestos a servir allí donde se abran puertas y seamos útiles.

Acompañamiento

Mirada cercana, escucha atenta y cuidado personal al hermano.

Sueño de Dios

Ya no podemos ni nos queremos conformar con menos.

Redes y alianzas

Unidad en la diversidad para dar fruto, porque solos no podemos.

Comunidad cristiana

Oración, formación, Eucaristía y comunión con la Iglesia.

Discipulado y liderazgo

Hacer discípulos y formar líderes para la Nueva Evangelización.

Redes sociales

Alcanzando y llegando a todos los rincones del sexto continente.

¿Quiénes somos?

¿Quiénes somos?

Icíar y Onofre es un matrimonio cristiano que inicia una nueva etapa misionera en el verano del año 2012, entrando a formar parte de la Diócesis de San Sebastián. En la solemnidad de Pentecostés de dicho año recibe una propuesta de integración apostólica de parte del Obispo de la Diócesis, Mons. José Ignacio Munilla, para trabajar a tiempo completo en la tarea de una Nueva Evangelización (entrevista en ReL). Actualmente son los delegados de Apostolado Seglar y Nueva Evangelización, además de formar parte del Consejo Pastoral Diocesano.

Tras un tiempo de oración y discernimiento en el que ya nos encontrábamos, con la disposición de corazón a dejarlo todo para consagrarnos a esta urgente y tan necesaria tarea, aceptamos la misión de ponernos al servicio de la Iglesia de San Sebastián para remar mar adentro sin miedo y trabajar como obreros enviados a esta viña, iniciando un Ministerio de Evangelización. De esta manera, entendemos que se cumple y se concreta la Palabra de Dios que nos ha venido acompañando en estos años y que ha ido guiando nuestros pasos (conoce nuestro testimonio).

Nuestro amor al Señor se expresa en nuestro deseo de amar y hacer amar a su Iglesia cada vez más, siendo colaboradores de Aquel que ha venido para darnos vida en plenitud -la vida nueva en Cristo- y que hoy desea hacer algo nuevo en su Iglesia y por medio de ella: “Yo voy a hacer algo nuevo… Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril” (Isaías 43,19).

cnpj-nosotros

Creemos que es tiempo de empezar a ver más allá y de soñar con algo diferente; por eso, vamos a dar pasos concretos para llevar a cabo la misión que nos ha sido encomendada. No podemos olvidar que la Iglesia de Jesucristo existe en razón de la misión de anunciar el Evangelio y hoy se encuentra en un escenario nuevo y diferente, en medio de una difícil situación de enfriamiento religioso y de socialización de la increencia; ¿qué estamos esperando para concluir que es tiempo de pensar en algo nuevo que sea capaz de responder a las necesidades actuales? ¿Qué entendemos por “vino nuevo en odres nuevos”? (Mt 9,17).

Deseamos así poder responder al insistente llamado de Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora del Papa Francisco, sumándonos a la tarea de promover una Nueva Evangelización desde una espiritualidad de comunión que ayude a dar fruto abundante y sirva además para fortalecer el Cuerpo de Cristo. Con nuestra Madre, la Virgen María, que en la mañana de Pentecostés presidió con su oración el inicio de la evangelización impulsada por el Espíritu Santo, de manera que sea la Estrella de la evangelización que ayude a la Iglesia a ser dócil al mandato del Señor.

Queremos dar un testimonio sincero y franco de lo que vivimos, o mejor dicho, de lo que el Espíritu Santo, dador de vida, ha venido alentando y haciendo en nosotros. Y lo que el Espíritu genera es siempre para gloria del Padre, para testimonio de Cristo y de su Evangelio y para la extensión y consolidación de su Reino.

iciono ficha resumen

Misiones y apostolado

Misiones y apostolado

En estos momentos, llevamos a cabo nuestro apostolado desde San Sebastián, una de las ciudades más bellas de España. Tradición y modernidad conviven en esta pequeña gran ciudad, en la que cabe destacar una agenda cultural de primer nivel y su gastronomía, conocida mundialmente. La Diócesis de San Sebastián fue creada en tiempos del Papa Pío XII, en el año 1950, habiendo pertenecido hasta ese momento a la Diócesis de Vitoria. Territorialmente abarca la provincia civil de Gipuzkoa y tiene como patronos a San Ignacio de Loyola y la Virgen de Aránzazu. La catedral de San Sebastián es la Iglesia del Buen Pastor, situada en el centro de la ciudad, y su actual Obispo (desde enero del año 2010) es Mons. José Ignacio Munilla.

“Villa Gentza” es un centro de evangelización de la Iglesia de San Sebastián que está al servicio de la Diócesis, desde el que llevamos a cabo nuestro trabajo misionero. Realizamos nuestro apostolado a través de diferentes encuentros y eventos que se van anunciando en esta web, así como acudiendo allí donde se nos requiera para apoyar la evangelización con la predicación y la formación, de diversos modos y según las necesidades (Cursos Alpha, S.V.E., vigilias de evangelización, charlas y retiros, acompañamiento pastoral, encuentros y congresos, etc.), el discipulado. el liderazgo y la creación de comunidades evangelizadoras.

Deseamos ser un signo visible de los nuevos tiempos inaugurados por Cristo e instrumentos del amor de Dios que llevan esperanza a nuestra sociedad. Buscamos que todos los creyentes redescubran la fuerza vivificante de su bautismo y se renueve en la Iglesia el espíritu misionero de los orígenes, de manera que podamos llevar a los hombres y mujeres de hoy la Buena Noticia de Jesucristo.

Anhelamos poder guiar a las personas hacia la búsqueda de una relación más profunda con Cristo, viviendo y compartiendo la alegría de nuestra fe, apoyándonos en tres pilares que son fundamentales y necesarios para hacer posible la misión de la Iglesia: oración, formación y evangelización. La oración y la formación en la comunidad deben expresar nuestro amor al Señor y a su Iglesia, y la evangelización debe expresar nuestro amor a los hombres.

Ahora es cuando y éste es el tiempo en el que Dios desea hacer una diferencia para lograr un cambio en nuestras vidas, en nuestra Iglesia y en nuestros conciudadanos, pero solo con nuestra cooperación. Es el momento de formar nuevos evangelizadores para la Nueva Evangelización del tercer milenio porque el tiempo nos apremia; o más bien, es el amor de Cristo el que nos apremia (2 Cor 5,14) y el que nos está invitando a remar mar adentro sin miedo, para avanzar hacia el futuro con espíritu renovado y decidido.

Queremos orar y trabajar para que una gran ola de nuevos evangelizadores y una gran red de comunidades proclamen a Jesucristo en nuestras calles y ciudades, y que cada una de nuestras Diócesis haga una apuesta valiente por una Nueva Evangelización, invirtiendo esfuerzos y recursos pastorales en esta urgente tarea que es la razón de ser de la Iglesia y de cada uno de los que formamos parte de ella.

¡Algo nuevo está comenzando a suceder…! Se ha encendido la llama (Rom 12,1-2), ahora es el tiempo de avivar esta llama (2 Tim 1,6-7) y así poder extenderla por toda la tierra (Lc 4,18-19) por medio de un Nuevo Pentecostés, para una Nueva Evangelización.

Misiones de Evangelización


Vigilias de Evangelización, formación, grupos y acompañamiento (+ info)

Predicación y Primer Anuncio


Anuncio del Kerygma por medio del Curso Alpha, S.V.E., etc. (+ info)

Encuentro Nueva Evangelización


Un espacio para unir, capacitar e inspirar el discipulado, el liderazgo… (+ info)

Visión y profecía


Herramientas para despertar, avivar y renovar la Iglesia de España hoy (+ info)

Diócesis de San Sebastián


Delegación de Apostolado Seglar y Nueva Evangelización (+ info)

Otras Misiones


Colaboraciones diversas desde una espiritualidad de comunión (+ info)

Nuestro Blog

Nuestro Blog

Localización

Localización

Aptdo. de Correos 1396 – 20080 San Sebastián (Gipuzkoa)

Teléfono: 943.452.562

.

Visión y Misión

Visión y Misión

Los sueños también forman parte del lenguaje de Dios. Hemos entendido que todo lo que Dios hace es eterno; el mismo que llamó a Abrahán para salir de su tierra y dejar todo por un sueño, es el que nos está llamando a cada uno de nosotros para que nos atrevamos a soñar con algo diferente y nuevo. Lo único que el Señor espera es que se levanten hombres y mujeres dispuestos a creer en su Palabra, de la misma manera que lo hicieron Abrahán y Sara. Tener el sueño de Dios significa que todo cuanto hagamos manifieste nuestro amor al Señor y nuestra compasión por las almas, proclamando así la gloria de Dios.

Hay mucho por hacer hoy. El Señor nos ha regalado dones y talentos que necesitamos desarrollar para poder impactar nuestra generación; nos ha encomendado una misión y debemos prepararnos. Hay mucho por hacer; no limitemos nuestra visión porque Dios tiene grandes cosas para cada uno de nosotros. Estamos orando por un despertar sobrenatural de la presencia de Dios en la Iglesia, porque sabemos que viene un tiempo nuevo en el que Dios nos llevará a conquistar grandes sueños por medio de la oración y la proclamación.

sueños-lenguaje-de-Dios

“¡Despierta, despierta!” dijo el profeta Isaías a Jerusalén. Levántate, Jerusalén, sacúdete el polvo, era uno de los imperativos más expresivos cuyos destinatarios inmediatos eran los israelitas deportados a Babilonia, que incluía la promesa de restauración como respuesta del Señor a su pueblo en tiempos de lucha y gran dificultad. Unos siglos después, escribiría el apóstol Pablo a los cristianos de Roma: Tened en cuenta el tiempo en que vivimos: que ya es hora de despertarnos del sueño (Rom 13,11). Seguramente, estas palabras tienen mucho que ver con lo que el Espíritu está diciendo hoy a la Iglesia de Jesucristo y a cada uno de nosotros.

Ahora es cuando y éste es el tiempo para despertar, avivar y renovar el Pueblo de Dios, anunciando a Cristo en el poder del Espíritu Santo. Deseamos formar parte y ayudar a levantar una nueva generación que esté lista para mostrar a un Dios poderoso y lleno de amor. Él nos está llevando a desarrollar nuestro llamado y compartir con otros nuestra pasión por Jesucristo, para que unidos en una misma visión podamos ver su mano transformando nuestras familias y nuestras ciudades.

Hay algo muy interesante en relación con el ministerio de Jesús: Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando el Evangelio del Reino y curando toda enfermedad y toda dolencia. Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor… Llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y toda dolencia.

tuvo-compasión-de-ellos-porque-eran-como-ovejas-que-no-tienen-pastor

Jesús se compadeció al ver a la gente desorientada y como ovejas sin pastor. Quiso inculcar este sentir en sus discípulos, enseñándoles a interesarse por las necesidades de las multitudes: No tienen necesidad de irse, dadles vosotros de comer(Mt 14,16). A través de los suyos, Él quiso mostrar su compasión; la gente de hoy vive también desorientada, perdida, con muchos problemas y conflictos, sin saber a quién acudir. Nuestro objetivo es formar líderes que impacten su generación y transformen naciones, manifestando así la compasión del Corazón de Dios hacia las personas de nuestro tiempo. Es urgente ganar almas para Cristo que sean formadas en la escuela del discipulado, para ser enviadas como nuevos líderes que puedan formar a otros.

Hoy más que nunca necesitamos vivir con pasión y actuar con visión; cuando tienes visión, puedes vivir con auténtica pasión tu vida cristiana. La visión es como colocar un cartel en tu vehículo con la ciudad a la que te diriges; si tu parroquia, grupo o comunidad no tiene visión, no va a ninguna parte, es un vehículo parado y en punto muerto. Hay que moverse, pero debemos saber a dónde vamos. Si tienes un sueño, una visión, podrás inspirar y motivar a los demás.

Nada nos detendrá; contigo, Jesús, vamos a alcanzar esta generación para que oiga tu voz. Y declaramos que somos uno, nos escogiste para conquistar; y nuestras manos harán tu obra, seremos fieles a tu verdad.

Nuestra misión es salir y llevar el Evangelio a toda criatura. No podemos ser cristianos encerrados entre cuatro paredes, olvidando el mundo que hay fuera a la espera de que le sea anunciada la Buena Noticia de Jesucristo. El Papa Francisco afirmó que una Iglesia encerrada es una Iglesia enferma que debe salir de sí misma; él insistió en que prefiere una Iglesia accidentada por salir a comunicar a Jesucristo a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

“Todo el que invoque el nombre del Señor se salvará. Ahora bien, ¿cómo van a invocarlo, si no creen en él?; ¿cómo van a creer, si no oyen hablar de él?; y ¿cómo van a oir si nadie les predica?; y ¿cómo van a predicar si no son enviados? Lo dice la Escritura: ¡Qué hermosos los pies de los que anuncian el Evangelio!” (Rom 10,13-15)

Hoy es urgente la necesidad de insistir a nuestra sociedad para que vuelva la mirada a Jesucristo y así pueda descubrir el auténtico sentido y propósito de la vida; por ello, deseamos conducir a los hombres y mujeres de nuestro entorno al encuentro con Cristo, punto de partida para una auténtica conversión y una renovada comunión en la Iglesia. Nuestra realidad actual nos habla de la necesidad de un anuncio explícito del kerygma, por medio de la predicación y el anuncio. El que ha sido evangelizado, a su vez evangeliza; por tanto, es impensable que un hombre haya acogido la Palabra y se haya entregado al Reino sin convertirse en alguien que a su vez da testimonio y anuncia(Evangelii Nuntiandi, 24).

En los inicios del tercer milenio nos encontramos con un gran número de bautizados que se ha alejado de la fe y de la Iglesia; también hay ministros y predicadores que trabajan en la viña, pero no conocen al Viñador; han sido catequizados, son peritos en Teología, pero no han tenido un encuentro personal con Cristo; hay muchos como Nicodemo, maestros en Israel, que no han nacido de nuevo. No puede haber una Nueva Evangelización sin nuevos evangelizadores; evangelizar sin antes ser evangelizado, sería construir sobre arena.

jdj-2013

El mundo de hoy no se opone ni rechaza el Evangelio; al contrario, tiene hambre y sed de la Palabra de salvación. Lo que no aceptan es, quizás, la forma como lo presentamos. Urge una Nueva Evangelización: pero que en realidad sea nueva y que sea evangelización; con testigos, más que maestros con sabiduría humana. Precisamos personas que antes de cualquier título o función en la Iglesia, hayan pasado por la escuela del discipulado. El principal problema pastoral en la Iglesia no es que no evangelice, sino que evangelicen aquellos que no están evangelizados.

Nos falta organización y estructuras adecuadas que sean capaces de formar verdaderos discípulos, realmente convencidos de su identidad y preparados para dar razón de su fe (1 Pe 3,15). Hemos sido llamados a ser luz del mundo (Mt 5,14-16) que trae esperanza a nuestra sociedad y busca despertar a los católicos para poder descubrir la riqueza de nuestra fe. Hay un llamado a la Iglesia a construir el Reino y experimentar la carga saludable por las almas, dejando a un lado la mentalidad de espectador que busca anteponer sus propios intereses a las cosas de Dios. La Nueva Evangelización requiere un modelo diferente de hacer y plantear la pastoral y la estructura de la Iglesia: crear comunidades y vivir el discipulado, con un sentido fuerte de la eclesialidad que nos lleva a dar una gran importancia al Obispo y a los pastores del Pueblo de Dios.

np para una ne

Nuestra vocación es apremiante, rompedora, verdaderamente profética. El Espíritu prepara y mueve, la Iglesia reconoce y envía (Hch 13,2). Evangelizar es un acto de amor, de compasión, de alabanza a Dios y de misericordia con el hermano necesitado. La verdad de la evangelización depende de la renovación espiritual de la Iglesia, de los obispos y sacerdotes, de los religiosos y de los laicos. La evangelización tiene que ser obra de discípulos fieles, entusiasmados con la persona y el mensaje de Jesús, desprendidos del mundo, libres de toda consideración humana, arrebatados por el Espíritu Santo, movidos por el amor a Jesucristo y a los hermanos, con el corazón puesto en la vida eterna, dispuestos literalmente a dar la vida por la difusión del Evangelio y el reconocimiento de la gracia y de la bondad de Dios.

El Señor está encendiendo un fuego que no ha dejado de crecer y de inspirar en muchos de nosotros una decisión firme de ir más allá y de mirar donde otros no miran, fijando nuestra mirada solo en Dios. Él nos está invitando a ir hacia delante sin volver más nuestra mirada atrás (Lc 9,62), para conquistar nuevos horizontes a través de una red de células y comunidades que se apoyan en la unidad como garantía de una evangelización con autoridad. Debemos ser canales de la gracia de Dios para que Él pueda escribir una historia nueva en el corazón de muchos que aún no le conocen. Por eso, es tiempo de salir de nosotros mismos y de renovar nuestra pastoral desde la gran comisión que tenemos de id y predicad (Mc 16,15) y de id y haced discípulos (Mt 28,19), porque éste es el mandato misionero que nos introduce en el tercer milenio con la invitación a tener el mismo entusiasmo de los creyentes de los primeros tiempos…

id-al-mundo-entero-3

“Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.”

(Mc 16,19-20)

Biblioteca y enlaces

Biblioteca y enlaces

biblia77
catecismo_de_la_iglesia_catolica
concilio-vaticano-II-MAGISTTERIO-DE-LA-IGLESIA

.

.

  • Iglesia Católica
  • PCNE
  • EV2033
  • Diócesis S.Sebastián
  • CEE
  • Catholic.net
  • Aleteia
  • Zenit
  • Curso Alpha
  • ICCRS
  • Comunidad Fe y Vida
  • ReL
  • Aciprensa
  • Encuentra
  • Radio María
  • Misas
  • Santopedia

.

.

.

SeparadorPostbase_videos

 

SeparadorPost

.

.

500x329

religiones-y-sectas-1-638

Síguenos

Si quieres estar al corriente de toda la información también puedes seguirnos en Twitter, visitar nuestro canal de YouTube y seguir nuestro blog.

  • ¿Sueñas con una #EvangelizacionPermanente en España por amor a nuestra generación? http://t.co/5AuH12Ip3e http://t.co/QvFRRlXlgK

    Nuevo Pentecostés about 12 hours ago
  • No se trata de ver para creer sino de creer para ver: "¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?" (Jn 11,40).

    Nuevo Pentecostés about 12 hours ago
  • La alegría del Evangelio es el fuego que arde en el corazón y nos mueve a salir al mundo para llevar la luz de Cristo http://t.co/tOzkvKygzM

    Nuevo Pentecostés about 12 hours ago

Contacta con nosotros

¡Estamos a tu disposición!